Velas japonesas | Lectura, formación y patrones (video)

Sin importar la experiencia de los inversionistas, todos coinciden en la importancia del precio de un activo, eso es lo que determina ganancias, oportunidades, comisiones y demás, siguiendo ese camino, nos encontramos con las populares velas japonesas y naturalmente aprender a leerlas de hace para algunos imprescindible.

En este vídeo, veremos como se forman, dos trampas comunes en las que podemos caer si es que no aprendimos a leerlas bien y discutiremos sobre si los patrones de velas son una herramienta útil para predecir moví momentos del precio.

____________________________________________________________

Clase gratuita para comenzar a invertir en la bolsa mexicana de valores: disponibles: vídeos de bolsa e inversiones: financiera: velas japonesas son una forma de representar precios, por ello son muy populares y utilizadas en multitud de instrumentos sin importar en que mercado se negocien, las podrá ocupar alguien en forex tanto como alguien en bolsa o en materias primas.

Una vela japonesa es básicamente el conglomerado de transacciones de un periodo determinado. Así para formar una, se requieren cuatro precios, uno de apertura, uno de cierre, un máximo y un mínimo.

Para saber ubicar esos 4 valores se requiere saber que periodo abarcará nuestra vela, 1 minuto, 5 minutos, un día, una semana, un mes, son totalmente flexibles y posibles de efectuar todas las anteriores.

Ya ubicado el marco temporal que abarcará la vela, el precio de apertura es el de la primera transacción del periodo y el de cierre es el último precio de transacción del periodo englobado en el plazo que establecimos previamente.

Los valores de máximo y mínimo son los precios más alto y bajo a los que se llevó a cabo una transacción.

Los precios pueden llegar a coincidir, el de apertura con el de cierre, el máximo con el de apertura, incluso los 4 teóricamente podrían coincidir si solo hay una transacción en el periodo.

En el vídeo veremos como se forman las velas y se entenderá entonces la viabilidad de usar patrones de velas como herramienta para el apoyo en decisiones de inversión.

Como ves, leerlas es en extremo sencillo pero ignorar la naturaleza básica de las mismas, nos puede hacer caer en errores elementales. Un ejemplo son esas guías que te podrás encontrar que con patrones pretenden detectar tendencias o cambio de ellas pero pocos o ninguno te funcionará tan bien como podría si no sabes de donde viene y que quiere decir en realidad.